Llámanos al

(01) 411-8888

Select Page
Llámanos al

(01) 411-8888

Cuando decides entrar al mundo del Social Media, hay muchas creencias que se derrumban en la práctica. Aquí te las contamos.   

Son más preguntas que certezas las que uno tiene cuando recién abre las redes sociales de un negocio. Se enfrenta a un mundo nuevo y desconocido, y a veces se escuchan comentarios que confunden.

Por esta razón, te recomendamos contratar a expertos que manejes tus redes sociales y a continuación te compartimos algunos mitos clásicos sobre el Social Media:

  • “Basta con abrir Facebook y listo”: Es un inicio, es cierto. Sin embargo, es sólo el puntapié de una larga tarea que implica mucha dedicación. No hay que descuidar ninguna de las plataformas a las que ingresaste porque la reputación de tu negocio está en juego. No descuides tu imagen.
  • “Da lo mismo quién las lleve”. Sí importa que sea una persona que tenga sentido común, conozca el negocio y sepa cómo comunicarlo a la audiencia. Además resulta de importancia que la persona sepa detectar oportunidades y sepa cuando algo no está funcionando correctamente.
  • “Las redes sociales son gratis”. Dejemos claro que la publicidad digital abrió una gama de oportunidades a las pequeñas empresas, sobre todo por su bajo costo. Pero gratis no es. Es decir, crear un perfil lo es, sin embargo, con la competencia y las condiciones que imponen las distintas redes sociales, invertir en contenido para que éste aparezca y sea relevante, parece una obviedad.
  • “Todas las redes sociales son iguales”. Esa frase refleja el desconocimiento de las distintas audiencias. El público de Facebook no es el mismo de Twitter ni el de Instagram. Por ende, se debe utilizar una comunicación distinta para cada plataforma.
  • “No importa la ortografía”. Es un punto importantísimo. A diferencia de una cuenta personal, en este caso es la marca la que está quedando mal ante su audiencia. Si escribe mal o con falta de ortografía, el cliente tiene todo el derecho a preguntarse cuál será el trato hacia él, siendo que fallan en algo tan básico. Nuevamente, la reputación está en juego. No descuides tu imagen.
  • “Sólo importan los seguidores”: Es un mito que hasta ahora sigue masificándose. Puede que en 2011 ó 2012 sí importara, pero en la actualidad: no. Hoy en día lo que realmente importa es el contenido que se publique y la interacción que se genere con él. Ya que gracias a estas acciones se podrá ver si hay o no un compromiso del usuario con la marca.